viernes, 30 de noviembre de 2012

HUESOS PALATINOS



Hueso par y profundo, contribuye a formar la bóveda palatina, la cavidad nasal, la órbita y la fosa pterigopalatina.
Posición
Colocado hacia abajo y horizontalmente la lámina horizontal (de forma cuadrangular); hacia atrás el borde cóncavo de esta lámina; y medialmente el borde más grueso y libre de la lámina horizontal.
 

Descripción
Está formado por una lámina horizontal, que constituye la parte posterior del paladar óseo, y una lámina perpendicular (vertical) que se une a la precedente en ángulo recto.
El palatino presenta tres apófisis: una inferior, la apófisis piramidal, que se dirige hacia el espacio que queda entre las dos alas de la apófisis pterigoides. Las otras dos, situadas en el borde superior del hueso, están separadas por una escotadura: hacia adelante y arriba, la apófisis orbitaria; hacia atrás y medial la apófisis esfenoidal.
  • A. Lámina horizontal: cuadrilátera, presenta dos caras y cuatro bordes
  • Cara nasal: es superior, cóncava transversalmente, forma parte del piso de la cavidad nasal.
  • Cara palatina: es inferior, rugosa, contribuye a formar la bóveda del paladar óseo.
  • Borde medial: se une a su homólogo del lado opuesto y presenta por arriba la cresta nasal, donde se articula el vómer.
  • Borde lateral: se continúa con la lámina perpendicular.
  • Borde anterior: es delgado y rugoso; se articula con el borde posterior de la apófisis palatina del maxilar.
  • Borde posterior: sirve de inserción al paladar blando. El ángulo posteromedial, al unirse con el homólogo opuesto, forma la espina nasal posterior.

  • B. Lámina perpendicular: larga, delgada y vertical, presenta dos caras y cuatro bordes :
  • Cara maxilar: se describen tres zonas: a) anterior, rugosa, se articula con la tuberosidad del maxilar, formando el surco palatino mayor; b) posterior, rugosa, se articula con la apófisis pterigoides; c) entre ambas zonas existe una superficie lisa, no articular, que en el cráneo completo forma la pared medial de la fosa pterigopalatina.
  • Cara nasal: presenta dos crestas de dirección anteroposterior: la cresta etmoidal, que se articula con el comete nasal medio y la cresta de la concha [cresta turbinal], que lo hace con el cornete inferior. Ambas crestas limitan una superficie lisa: la pared lateral del meato medio; la superficie que se halla por debajo de la cresta de la concha, forma la pared del meato inferior,
  • Borde anterior: delgado, que se superpone a la tuberosidad del maxilar. Partiendo del borde anterior, se ve una lámina que se dirige hacia adelante y contribuye a cerrar la parte posterior del hiato maxilar,
  • Borde posterior: es delgado y se articula con la apófisis pteriqoides.
  • Borde inferior: está unido al borde lateral de la lámina horizontal; de esta unión emerge hacia abajo y atrás una saliente ósea, la apófisis piramidal del palatino, En la parte anterior del borde inferior se abren los conductos palatinos menores,
  • Borde superior: presenta en su parte media la escotadura esfenopalatina, limitada adelante por la apófisis orbitaria y atrás por la apófisis esfenoidaL El cuerpo del esfenoides cierra la escotadura esfenopalatina y así se forma el foramen esfenopalatino, que da paso al nervio y a los vasos esfenopalatinos y comunica la fosa pterigopalatina con la cavidad nasal.







  • C. Apófisis piramidal: se ubica en el espacio que queda en la parte inferior del borde anterior de la apófisis pteriqoides.
  • D. Apófisis orbitaria: está unida al resto del hueso por un istmo óseo estrecho, cuya cara medial presenta la cresta etmoidal. La cara lateral de la apófisis tiene dos superficies: la anterior, horizontal, constituye la parte posterior del piso de la órbita, mientras que la lateral contribuye a formar la fosa pteriqopalatina. En la cara medial existen superficies articulares: la anterior para el maxilar, la posterior para el esfenoides y la interme-
  • E. Apófisis esfenoidal: más pequeña que la precedente, se dirige medialmente hacia atrás y arriba, Su cara superolateral se aplica contra la base de la apófisis pterigoides, formando la parte superior del surco palatino mayor, para los vasos y nervios del mismo nombre, Su cara inferior contribuye a formar el techo de la cavidad nasal,


Estructura
Principalmente formada por hueso compacto, se encuentra hueso esponjoso en la base de la apófisis piramidal.
Anatomía de superficie
Situado profundamente, pertenece por su cara medial a la cavidad nasal, explorable por rinoscopia directa, a nivel de los meatos inferior y medio, Por medio de la rinoscopia posterior se observa el borde posterior del hueso, donde se inserta el velo del paladar. Por vía bucal se visualiza la parte posterior del paladar óseo tapizado por mucosa,
Desarrollo
Se produce a expensas de dos centros primitivos que aparecen al mes y medio de la vida intrauterina: uno origina la apófisis piramidal y la lámina perpendicular, y el otro, el resto del hueso. Aparecen dos centros complementarios, uno para la apófisis orbitaria y otro para la esfenoidal.






http://www.slideshare.net/rosarioservinh/hueso-palatino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada